Skip navigation

Tag Archives: gel

No podía dejar de pasar más tiempo sin hacer una prueba a los geles, así que hoy mismo me he subido con el material a la azotea de casa para comprobar la diferencia entre los distintos tipos de CTO.

La foto está tomada con un único flash (Yongnuo YN460 a mitad de potencia) a través del paraguas.

El único procesado que tienen las fotos es una igualación de la temperatura de color a 5500 K, para que la diferencia sólo se deba a los geles.

Read More »

Las siguientes lecciones del Lighting 102 tratan sobre los geles y cómo equilibrar las luces con ellos, en concreto equilibrar la luz incandescente y la luz fluorescente.

Resumiendo (mucho), habría que intentar que al tener luz incandescente (una bombilla por ejemplo) nuestro sujeto tuviera esa misma temperatura de luz, por lo que habría que usar un gel cálido (naranja), para que todo tuviera el mismo balance de blancos.

Lo mismo pasaría con los fluorescentes, pero en este caso, el gel a usar debería ser verde.

Los geles “comerciales” están preparados para la temperatura de color correcta, lo cual no sucede con mis geles caseros.

Siempre queda el recurso de retocar la foto en el procesado, pero lo mejor sería no tener que usarlo.

En mi caso las pruebas que voy a poner a continuación están hechas con luz de día, por lo que el resultado no será con intención de equilibrar la luz ambiente, sino más bien para comprobar hasta que punto afecta al balance de blancos, que sera lo único que cambie:

Aquí están las fotos:

Aquí estaba el flash a la derecha a 1/4 , el balance de blancos a 2800 K, con un gel naranja.

Se ve que donde no llega la luz del flash, el color es azulado debido al balance de blancos.

Aquí todo estaba igual, excepto que se usó un gel azul y el balance de blancos estaba a 10000 K, por eso la parte en sombra se ve rojiza.

Como conclusión he sacado que la luz del flash está tan coloreada que el balance de blancos por si solo no es capaz de corregir la tonalidad. Me queda pendiente hacer pruebas para equilibrar el color, pero no tengo luces a mano para equilibrarlas… 🙂

P.D.: Ayer fue el día de mayor número de visitas al blog desde que lo empecé y hoy pasará de 500 visitas… ¡Muchas gracias a todos!

El otro día comenté cómo me fabriqué unos “geles caseros”.

Finalmente hice 9, de colores naranja, azul y verde, con 1, 2 y 3 láminas de colores.

Ahora he hecho las pruebas, para comprobar que tal funcionan. Todas las fotos están hechas a 1/2 de potencia, posición WIDE, 1/180 seg y f/13.

La primera es sin ningún color:

Las siguientes, son con 1, 2 y 3 láminas de colores respectivamente:

Naranja:

Verde:

Azul:

Pues esto es todo.

Se puede ver que mientras más láminas de celofán se pongan, mucho más se oscurece el color (el naranja se convierte en rojo prácticamente), pero al mismo tiempo se pierde mucha luz.

Me acaba de surgir una duda y es si realmente no se podría hacer todo con una sola lámina:

Al bajarle la potencia al flash (o cerrando el diafragma), llegaría menos la luz del flash y se vería más oscuro, por lo que el efecto sería muy parecido al de colocar varias láminas.

No lo tengo claro, lo probaré cuando me vuelva a acordar.

Mientras tanto, queda comprobar que tal quedan en prácticas “de verdad”…

Los geles para los flashes son esas laminas de colores que se colocan delante de la cabeza para que la luz emitida no sea blanca, sino del color de dicho “gel”.

El más típico es el CTO (Color Temperature Orange, naranja, vamos).

Como no tengo tienda donde los vendan ni tenía ganas de pedirlos por internet, he intentado hacer una chapucilla.

Los materiales utilizados se ven en esta foto:

  • Celofán naranja.
  • Pegamento en barra.
  • Plástico de encuadernar.
  • Lápiz.
  • Filtro de 28mm del flash.
  • Tijeras.

El filtro del flash lo he usado como plantilla, y con el lápiz he grabado en el plástico de encuadernar la forma:

Lo siguiente es cortarlo, probar si entra en el flash igual que entra el filtro de 28mm, y recortar el celofán con la medida adecuada:

Una vez recortado, sólo queda pegarlo, con el pegamento en barra se pega bastante bien:

Y ya que lo tenemos pegado, sólo queda perfeccionarlo recortando los sobrantes y redondeando las puntas que quedarán fuera del flash para no pincharnos.

Así queda colocado en el flash:

Por último, hay que hacer la prueba para comprobar que cumple su función:

Esta primera foto es con la luz del flash sin modificar sobre una pared blanca:

Y ésta otra es sobre la misma pared sin cambiar la configuración de la cámara pero con el “gel casero” puesto:

¡Parece que funciona! Además, al ser tan barato (y tener tanto sobrante) se pueden probar muchas combinaciones, como por ejemplo pegando 2 láminas de celofán para intensificar el color, de 2 distintos colores…

Seguro que no es tan eficaz como un CTO de verdad, que cuando lo venden por algo será, pero el resultado creo que no es demasiado malo. Si consiguiera un gel auténtico me gustaría hacer una comparativa, a ver si por la diferencia de calidad merece la pena olvidarse de hacer estas chapuzas. Eso sí, ni el dinero gastado (menos de 1 € teniendo ya el pegamento), ni el tiempo empleado (menos de 30 minutos, con las fotos del montaje incluidas) son excesivos como para desanimaros a que lo probéis.