Skip navigation

Tag Archives: DIY

En esta entrada, por si alguien no la conoce, os traigo una web en la que hay multitud de soluciones caseras del estilo a la de mi anteror entrada (la del difusor casero).

Encontraréis como hacer difusores, geles, fondos… prácticamente todo lo que se os ocurra.

Además, no sólo hablan de iluminación, sino que hay apaños para todo tipo de fotografía.

La web en cuestión es http://www.diyphotography.net

Anuncios

Los geles para los flashes son esas laminas de colores que se colocan delante de la cabeza para que la luz emitida no sea blanca, sino del color de dicho “gel”.

El más típico es el CTO (Color Temperature Orange, naranja, vamos).

Como no tengo tienda donde los vendan ni tenía ganas de pedirlos por internet, he intentado hacer una chapucilla.

Los materiales utilizados se ven en esta foto:

  • Celofán naranja.
  • Pegamento en barra.
  • Plástico de encuadernar.
  • Lápiz.
  • Filtro de 28mm del flash.
  • Tijeras.

El filtro del flash lo he usado como plantilla, y con el lápiz he grabado en el plástico de encuadernar la forma:

Lo siguiente es cortarlo, probar si entra en el flash igual que entra el filtro de 28mm, y recortar el celofán con la medida adecuada:

Una vez recortado, sólo queda pegarlo, con el pegamento en barra se pega bastante bien:

Y ya que lo tenemos pegado, sólo queda perfeccionarlo recortando los sobrantes y redondeando las puntas que quedarán fuera del flash para no pincharnos.

Así queda colocado en el flash:

Por último, hay que hacer la prueba para comprobar que cumple su función:

Esta primera foto es con la luz del flash sin modificar sobre una pared blanca:

Y ésta otra es sobre la misma pared sin cambiar la configuración de la cámara pero con el “gel casero” puesto:

¡Parece que funciona! Además, al ser tan barato (y tener tanto sobrante) se pueden probar muchas combinaciones, como por ejemplo pegando 2 láminas de celofán para intensificar el color, de 2 distintos colores…

Seguro que no es tan eficaz como un CTO de verdad, que cuando lo venden por algo será, pero el resultado creo que no es demasiado malo. Si consiguiera un gel auténtico me gustaría hacer una comparativa, a ver si por la diferencia de calidad merece la pena olvidarse de hacer estas chapuzas. Eso sí, ni el dinero gastado (menos de 1 € teniendo ya el pegamento), ni el tiempo empleado (menos de 30 minutos, con las fotos del montaje incluidas) son excesivos como para desanimaros a que lo probéis.